NUCLEAMIENTO DE ENTIDADES DE JUBILADOS

27/septiembre/2008

Seguimos luchando para que nuestros derechos se respeten

SIEMPRE UNIDOS EN LA LUCHA

SIEMPRE UNIDOS EN LA LUCHA

Carta enviada al Sr. Presidente de la H. Cámara de Senadores de la Nación, Sr. Julio C. Cobos. Con fecha 14 de Setiembre de 2008.

Se transcribe a continuación las partes fundamentales de la referida carta a modo de colaboración e inquietud, como así también la leal y sincera opinión para que sea tenida en cuenta, considerada y tratada en la tan controvertida Ley de Movilidad.

Los Gobernantes y Funcionarios deberían ser conscientes que al asumir juran solemnemente respetar y hacer cumplir la Constitución Nacional Argentina y que si así no lo hicieren, Dios y la Patria los demanden. El Jurar en vano y el incumplimiento o la tergiversación de las Leyes, configura un Delito, y quienes cometen delitos, son Delincuentes, y quienes no los denuncian son Cómplices. Por eso, los jubilados desde hace ya mucho tiempo que venimos haciendo las denuncias mediante los correspondientes juicios ajustados a Derecho, partiendo de la base de que ninguna Ley puede ser contraria a los principios y postulados de la Constitución Nacional Argentina, bien denominada “ Carta Magna” . Por lo tanto, mucho lamentaríamos sentirnos defraudados por los Senadores/Legisladores que de buena fe fueron votados por el Pueblo como a sus legítimos Representantes.

Indudablemente, el fraude también es un delito, y si esos Legisladores no son consecuentes a la confianza que todos depositamos en ellos, se convertirían en infames traidores o en obsecuentes títeres manejados inescrupulosamente por algunos que sustentan otros intereses o aviesas intenciones provenientes de seres humanos mal nacidos y delincuentemente inspirados. No caben dudas que para que triunfen los malos, solo es necesario que los buenos no hagan nada. Por eso, para que triunfe el bien y la justicia, quienes nos consideramos seres humanos bien nacidos y mejor inspirados, debemos asumir el compromiso de hacer lo que corresponde para que triunfe el bien.

En este caso que nos preocupa, los Sres. Senadores/Legisladores deberían tener bien en cuenta que todas las Leyes debe ser compatibles con la Constitución Nacional, y que por lo tanto, el Proyecto que van a tratar, no puede ni debe convertirse en una Ley que vulnere los Principios Constitucionales, porqué si así fuere, los Jubilados continuaremos reclamando lo que nos corresponde mediante juicios generalmente avalados y sancionados favorablemente por la Corte Suprema de Justicia de la Nación, que hasta ahora emiten fallos favorables a los Jubilados reconociéndoles el derecho a percibir la actualización y/o el 82% móvil para sus haberes jubilatorios. Más aún, ya hay Jueces que están advirtiendo que el Proyecto cuya media sanción fue aprobada por Diputados, es anticonstitucional. Entonces, de que vale perder tiempo en insistir?.

Por lo hasta aquí expuesto, nosotros consideramos que el H. Senado de la Nación, antes de sancionar la Ley, la hagan llegar a la Corte Suprema de Justicia de la Nación, recabando de la misma, las condiciones, términos, etc. que debe reunir o contemplar la Ley para que sea compatible con los principios, postulados y filosofía de la Constitución Nacional Argentina, entendiendo por nuestra parte que, un funcional y buen Gobierno debe actuar coherente y consensuadamente entre los tres Poderes que rigen el destino del país, obteniendo con ello el prestigio y la autoridad moral de cumplir y hacer cumplir las Leyes sin lugar a dudas, y no dando lugar a que algunos puedan pensar que los gobernantes y funcionarios actúan con fines inconfesables, sino que como dignos y probos Representantes del Pueblo, actúan y obran en todos los casos con la mayor transparencia y ecuanimidad posible, haciendo realidad eso de que “ la Ley pareja no es rigurosa” y que por lo tanto todos sin excepción deben acatarla, respetarla y hacerla cumplir como corresponde, sin prebendas ni privilegios. Así gobiernan los Buenos.

Reiteramos en este asunto que nos preocupa, que el haber jubilatorios es la sustitución del salario en actividad, el cual es un “Derecho Adquirido” con el trabajo y los aportes previsionales correspondientes, cuyo valor o importe está establecido en los Convenios Colectivos de Trabajo de cada Gremio y Homologados en el Ministerio, reconociéndose además la “ Movilidad “ que surge de los periódicos y/o circunstanciales reajustes que cada Gremio logra por la carestía de la vida, reajuste éste que, con igual derecho les correspondería a los jubilados indiscriminadamente, porqué todos somos iguales ante la Ley.

Todos debemos ser conscientes que el ser humano por el solo hecho de haber nacido, tiene el “Derecho” a vivir, y el “Deber” de producir por lo menos lo que consume o necesita para poder subsistir, siendo responsabilidad de los Gobernantes preveer y proveer que esto se pueda cumplir, al igual que lo hace un Responsable Jefe de Familia para con todos sus integrantes. No hay Derechos sin Deberes, y éstos deberían hacerse conocer a todos, como así también la forma de acceder a ellos, reiterando aquello de que “”la Ley pareja no es rigurosa”, y que todos estamos supeditados a cumplir y ejercer estos elementales principios de convivencia humana y social, insistiendo que en un País Libre y Democrático las Leyes deben ser compatibles con la Constitución Nacional, previendo también la posibilidad cuando fuere necesario y oportuno enmendar, reformar o actualizar periódicamente la Constitución Nacional adaptándola a las necesidades o exigencias de la actualidad que se vive, adecuándola al momento o circunstancias del mundo cambiante en el que nos toca vivir. Pero siempre y en todo momento respetar y cumplir cabalmente con la que está vigente; por eso los jubilados que cumplimos con nuestro Deber, exigimos que se cumpla con nuestro bien ganado Derecho.

Además, entre otros argumentos válidos y sustentables, los Sres. Senadores/Legisladores deben tener muy bien en cuenta el patriótico, social y humano beneficio que le significaría al País la muy buena e indiscutible inversión, cual es la de que se les pague a los jubilados lo que les corresponde, teniendo en cuenta que ese dinero vuelve al circuito económico/financiero del país, porqué los jubilados lo invierten en bienes de consumo, de recreación y de toda índole, fomentando con el ello más trabajo industrial, comercial, etc.

Los jubilados que por sus magros ingresos se ven obligados a trabajar actualmente (en negro) para poder subsistir, dejarían de hacerlo, liberando así muchos puestos disponibles para la gente más joven que ahora están desocupados. Habría más aportes para la ANses, diminuiría la vagancia que es la madre de todos los vicios hasta la delincuencia. Habría por lo tanto, menos delitos y por lo tanto disminuirían ostensiblemente los gastos para la seguridad pública; habría menos prisiones, y más escuelas, hospitales, centros recreativos y deportivos y todos viviríamos mejor y más dignamente para bien y felicidad de todos.

Estos y muchos argumentos más podemos aportar y sustentar los Jubilados que adquirimos los conocimientos y experiencia en la “Escuela de la Vida” y que los ponemos al servicio de nuestros legítimos, dignos y probos Representantes como lo son los que integran el Poder Legislativo de la Nación, para que nos escuchen, atiendan y evalúen lo que les proponemos, para luego sacar las mejores conclusiones y obrar en consecuencia para bien y progreso del País.

Sin otro particular, esperamos ser debida y correctamente interpretados, aguardando v/pronta y estimada respuesta para saber a que atenernos, haciendo propicia la oportunidad para saludarlos con la más distinguida consideración y respeto.

José Bartha Marino José Boscarol Rolando Oscar Caivano

Secretario          Secretario de Actas        Presidente

Anuncios