UN VIAJE A EL CALAFATE

4/marzo/2011

IMPONENTE

” EL CALAFATE”

Una colaboración de nuestro compañero LORENZO RAMOS


Dice Argentino Luna: ¡¡ Mire que lindo es mi país paisano!!

Lee la inspiración del amigo Lorenzo sobre El Calafate:

USHUAIA- EL CALAFATE 2011

Con alas de metal mis sueños postergados

se dejan transportar al destino elegido,
mi mente vuela mas que el pájaro plateado,
queriéndole ganarla llegada a su nido.

Grande me siento hoy, que pequeño es el Mundo,
parezco dominar lo que observo asombrado,
cuando a un lado me inclino mis manos por segundos,
acarician ciudad, montaña, mar y lago.

Multicolor ciudad con tonos bien logrados,
naciste encerrando a sueños libertarios,
por laberintos de calles hacia la cumbre vamos,
no hay cerrojo a los sueños ya corren liberados.

Cual niña virginal sin conocer su cuerpo,
sin descubrir siquiera la belleza que guarda,
blanco glaciar inmóvil con tu frialdad de muerte,
cuanta vida encerrada en tus azules aguas.

El Calafate en la Historia

ORÍGENES DEL “PARADOR” EL CALAFATE
Como era práctica corriente a principios de siglo, los caminos patagónicos (huellas) tenían “paradores” cada tres leguas, distancia media para una jornada en carreta de bueyes. Esos lugares de detención coincidían con arroyos o lagunas, y eventualmente con el reparo del viento, prodigado por barrancas o montecillos de matas grandes.
En las cercanías de este lugar existía un gran arbusto: el calafate y pronto fue denominado como la “mata grande” o simplemente “el calafate”, nombre asignado espontáneamente por los carreteros.
En este solitario paraje se estableció a principios de siglo un rancho de adobe instalado por el comerciante Armando Guillon, quien se retiró en 1913.
En ese mismo año adquiere el lugar la Familia Pantín, inmigrantes de La Coruña y la familia Freile, instalando un almacén de ramos generales y hospedaje, originando así una posta que más tarde se convertiría en un asentamiento poblacional. Se origina así el pueblo de “El Calafate”.

Anuncios