CINES DE MI BARRIO

Escribe Fortunato Fiorentini

Nuestro Colaborador

RE INAUGURAN SALA DEL

CINE PARQUE XACOBEO TRAS

20 AÑOS

Esta publicación me motiva a recuerdos pasados y me pregunto porqué no escribir en unas líneas algo de lo mio con respecto a lo que eran

CINES DE MI BARRIO

Allá, por los años 1950 a 1960, el que suscribe vivía con sus padres en el BARRIO LUIS MARÍA SAAVEDRA, en plena Capital Federal.

Emblema del Barrio

Con mis otros hermanos, algunos terminaban sus estudios y otros cumplíamos con nuestros empleos de oficinista y la semana de trabajo y obligaciones daba una oportunidad los días MIÉRCOLES de poder ir al cine a tarifa reducida. Era cuando a costo de $ 0,50 por cada entrada, los cines de barrio emitían programas de tres películas por función. Se atraía al vecindario que concurría generalmente a salas llenas para ver casi siempre películas Argentinas.Películas de largo metraje con actores cómicos como Luís Sandrini, José Marrone, Olmedo, etc. entre otros, también de gran nivel como Enrique Muiño, Francisco Petrone, Pedro López Lagar y la actriz Mecha Ortíz, por nombrar a una de ellas.

Y entre las películas norteamericanas de corto metraje, se veían las cómicas de Charles Chaplin, Bustern Keaton, las del ” gordo y el flaco ” Stan Laurel y Oliver Hardy, para reír hasta el cansancio.-

El Barrio LUIS MARÍA SAAVEDRA contaba con 2 cines, separados entre si por pocos metros, uno sobre la misma Avenida del Tejar y el otro lindero formando esquina con la calle transversal.-  Ubicados a media cuadra de la Estación del Ferrocarril,

Estación Saavedra

eran salas de planta baja, con sus plateas divididas en dos pasillos, lo que daba lugar a que los acomodadores ubicaran al público con facilidad en sus butacas de numeración par e impar.

CINE CUMBRE  y  CINE AESCA

eran sus nombres, hoy desaparecidos, ocupados actualmente por supermercados y locales de negocio.-

Entre cada función al finalizar la proyección de la película, normalmente y a modo de pausa, se encendían todas las luces de la Sala y diria que era el momento más feliz para nosotros, los chicos.-

Con las luces de la sala, aparecían los vendedores de golosinas, quienes con bandeja en mano, apoyada sobre sus hombros, pregonaban a voz populi…Helados, bombones, caramelos, chocolatines, masitas, pastillas…….lo que motivaba que nuestros padres nos compraran helados o golosinas a gusto, que saboreábamos contentos, compartiendo algo con ellos.-

Evocación de tiempos pasados, que hoy el Barrio de Villa del Parque revive con alegría con la reapertura de su cine, cuando vemos que todas aquellas salas que dejaron de funcionar, actualmente están ocupadas por Cultos Católicos, Súper-mercados, Comercios, etc., con otra finalidad que no es la de exhibir cine.-

Hasta aquí este relato y dejo repetido mi interrogante para saber en opinión de los lectores cual de las dos épocas, es o fue la mejor. ME DEJAS TU COMENTARIO ?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: