MI PRIMER BARRIO,BARRACAS

BARRIO DE BARRACAS

Escribe Fortunato Fiorentini

Fortunato Fiorentini

Mis padres eran dueños de una propiedad ubicada sobre la calle Gral. Daniel Cerri a la  altura del 1200, en plena Capital Federal, donde el que suscribe nació en el mes de Abril del año 1921, de allí que me considero que soy de la QUINTA EDAD ya que mi relato se basará en temas de aquella época.

Por entonces se comentaba que para delimitar los barrios de LA BOCA y BARRACAS de la ciudad de Buenos Aires, por Ordenanza Municipal se establecia que la calle Gral. Daniel Cerri, la acera con numeración PAR determinaba un barrio, y la acera de numeración IMPAR era para otro barrio

Emblema de BARRACAS

La casa de mis padres tenía la acera con la numeración PAR, lo que determinaría que seria el BARRIO DE BARRACAS, mientras que la acera de enfrente a dicha casa, con numeración IMPAR, seria el BARRIO DE LA BOCA.

Sector de La Boca

Cuando me preguntaban donde vivis yo siempre les decia que en LA BOCA y no en BARRACAS como resultaria lo correcto . Pienso que seria por el famoso Club de fútbol de la Boca, del cual y por muchos años, desde 1935  fui socio con el Nro. 618.

La calle Daniel Cerri era de adoquines gruesos, rústicos y desparejos,los que, cuando los operarios  Municipales los arreglaban ponian arena de base y los aplastaban con fuertes pisones hasta ubicarlos en su lugar. Las veredas en toda su extensión estaban embaldosadas con baldosas tipo vainilla, en su ancho desde la pared de la casa hasta el cordón.

Barrio típico del lugar. Casas de planta baja, algunas de 2 pisos, propiedades grandes con muchas habitaciones, desde la sala con balcón a la calle hasta el patio del fondo.

CASA ANTIGUA DE BARRACAS

Muchos inmigrantes Italianos, Españoles, Árabes y otros que habitaron en la zona. Gente trabajadora, donde en la Fábrica Argentina de Alpargatas con sus telares y en la empresa Noel & Cía. elaboradora de dulces y golosinas, encontraban trabajo.

Muy cerca del tan comentado RIACHUELO, que por su calle Patricios se llega al transborador de pasajeros y transportes (hoy fuera de uso) que te

Viejo Puente

pasaba al otro lado del mismo, que es la ciudad de Avellaneda, Provincia de Buenos Aires, donde operaba el gran frigorífico LA BLANCA.

Barrio de mi primera escuela Nro. 15 del Consejo Escolar 4to. y donde en sus calles los chicos y las chicas solían jugar, en sus ratos libres, con pelotas de goma, a las bolitas, el balero y a las escondidas que al roce con ellas hacian despertar nuestras adrenalinas.

Y como no recordar la ALMACÉN de  la esquina con su Dn. Ricardo que nos vendía la yerba y azúcar sueltas que venían en bolsas de arpillera desde las moliendas, y que al pagarle nos daba” la yapa”. La PANADERÍA con su salón de ventas, dos vidrieras a la calle exponiendo masas y tortas de su elaboración, con su cuadra al fondo donde sus panaderos enharinados hacían el pan en el horno. La FIAMBRERIA,donde Dña. Avelina nos cortaba a la vista los 100 gramos de jamón crudo, bien finito, para las mateadas de la tarde, mientras exponía en su negocio los jamones colgados, las tinajas de roble con aceitunas y las variedades de vinos en sus estantes. Era común que todos los días pasara el VERDULERO con su carrito y caballo. Al llegar, llamaba  desde la puerta de calle a sus clientas y estas compraban las verduras y frutas que llevaba en el mismo.

Otro vendedor ambulante fue el que por las tardecitas llegaba con su tacho redondo puesto en su cabeza que aligeraba con una almohadilla  sobre la misma y que luego de apoyarlo en su caballete, pregonaba y nos vendía al corte la porción de FAINA y FUGAZA, bien calentita, producto típico de La Boca. Un manjar.

Resultará jocoso contar que solía pasar el VENDEDOR DEL VASO DE LECHE CALIENTE que con su VACA sujeta a una rienda y bozal, su dueño pasaba por el centro de la calle, para venderles a las madres el vaso de leche caliente para sus hijos, ordeñando, el mismo, al instante. Venta que la completaba a la par, con el MASITERO de las masitas de chocolate, de propia elaboración, que pasaba por las veredas.

Los fines de semana era común escuchar el tilín, tilín del BARQUILLERO quién en su tacho con la ruleta te jugabas la suerte de saber cuantos cucuruchos podías ganar.

Y porqué no recordar cuando los domingos pasaba el ORGANILLERO con su lorita, quién con su organito y al compás de las notas del vals Danubio Azul, le hacía sacar a la lorita la suerte para las novias.

Muchos son los recuerdos de mis distintos barrios que en mis años de vida habité, pero los del PRIMER BARRIO es difícil de olvidar, donde me forjara desde mi niñez a la adolescencia, con amigos y amigas que perduran en mi pensamiento, lo que valoro como una etapa muy feliz de mi vida.

Reconozco que el correr de los años trae aparejado cambios y costumbres distintas en las formas de vivir, que agregado a los avances tecnológicos, la ciencia médica y medicinal, el progreso electrónico, los medios de transporte y comunicación, entre otras cosas, en mi forma de pensar interpreto que estos adelantos brindan otro tipo de confort al ser humano, comparado con los de aquella épocas.

Si bien vemos que TODO CAMBIA y que el progreso en su andar parecería no tener límites, solo quiero agregar que aceptando de buen tono todas estas realidades, hay algo que NUNCA SE PUEDE CAMBIAR que son… LOS RECUERDOS, y que si comparamos y analizamos como fue el pasado con el presente, seguro que en opinión de muchos habrá diferencias en sus formas de pensar.

Espero y deseo que este relato de como fue MI PRIMER BARRIO resulte de interés para mis lectores.

P.D. Este relato me recuerda palabras de nuestro querido Secretario General, PEDRO A. MEZZAPELLE, cuando les habla a sus Jubilados y Pensionados con emoción y sentidas palabras, de como fue su infancia y su forma de vivir por entonces. Son los recuerdos los que afloran en la vida que, como los míos. RECUERDOS SON y que nunca se podrán cambiar.

Anuncios

4 Responses to MI PRIMER BARRIO,BARRACAS

  1. Martin Jorge Noel dice:

    Estoy buscando comunicarme con antiguos empleados de la fábrica Noel, la de Patricios 1750. Quizás recuperar recuerdos, armar mi historia personal. Saludos.
    Martín Jorge Noel

  2. Sr Martin Noel mi abuelo Marcel Tissot fue jefe de fabrica de la cia Noel hasta 1970y yo conoci asu padre y a sus tios Martin y Carlos.Atte Juan Lasserrotte.

    • luis dice:

      Sr Lasserrote,dos hermanos mios,Galo Amarillo y Jose Amarillo fueron fleteros y repartidores de Noel,ademas una hermana mia tambien en la elaboracion dentro de esa firma tan querida por mi,lo saludo atteluis amarillo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: