CINES DE MI BARRIO

8/marzo/2010

Escribe Fortunato Fiorentini

Nuestro Colaborador

RE INAUGURAN SALA DEL

CINE PARQUE XACOBEO TRAS

20 AÑOS

Esta publicación me motiva a recuerdos pasados y me pregunto porqué no escribir en unas líneas algo de lo mio con respecto a lo que eran

CINES DE MI BARRIO

Allá, por los años 1950 a 1960, el que suscribe vivía con sus padres en el BARRIO LUIS MARÍA SAAVEDRA, en plena Capital Federal.

Emblema del Barrio

Con mis otros hermanos, algunos terminaban sus estudios y otros cumplíamos con nuestros empleos de oficinista y la semana de trabajo y obligaciones daba una oportunidad los días MIÉRCOLES de poder ir al cine a tarifa reducida. Era cuando a costo de $ 0,50 por cada entrada, los cines de barrio emitían programas de tres películas por función. Se atraía al vecindario que concurría generalmente a salas llenas para ver casi siempre películas Argentinas.Películas de largo metraje con actores cómicos como Luís Sandrini, José Marrone, Olmedo, etc. entre otros, también de gran nivel como Enrique Muiño, Francisco Petrone, Pedro López Lagar y la actriz Mecha Ortíz, por nombrar a una de ellas.

Y entre las películas norteamericanas de corto metraje, se veían las cómicas de Charles Chaplin, Bustern Keaton, las del ” gordo y el flaco ” Stan Laurel y Oliver Hardy, para reír hasta el cansancio.-

El Barrio LUIS MARÍA SAAVEDRA contaba con 2 cines, separados entre si por pocos metros, uno sobre la misma Avenida del Tejar y el otro lindero formando esquina con la calle transversal.-  Ubicados a media cuadra de la Estación del Ferrocarril,

Estación Saavedra

eran salas de planta baja, con sus plateas divididas en dos pasillos, lo que daba lugar a que los acomodadores ubicaran al público con facilidad en sus butacas de numeración par e impar.

CINE CUMBRE  y  CINE AESCA

eran sus nombres, hoy desaparecidos, ocupados actualmente por supermercados y locales de negocio.-

Entre cada función al finalizar la proyección de la película, normalmente y a modo de pausa, se encendían todas las luces de la Sala y diria que era el momento más feliz para nosotros, los chicos.-

Con las luces de la sala, aparecían los vendedores de golosinas, quienes con bandeja en mano, apoyada sobre sus hombros, pregonaban a voz populi…Helados, bombones, caramelos, chocolatines, masitas, pastillas…….lo que motivaba que nuestros padres nos compraran helados o golosinas a gusto, que saboreábamos contentos, compartiendo algo con ellos.-

Evocación de tiempos pasados, que hoy el Barrio de Villa del Parque revive con alegría con la reapertura de su cine, cuando vemos que todas aquellas salas que dejaron de funcionar, actualmente están ocupadas por Cultos Católicos, Súper-mercados, Comercios, etc., con otra finalidad que no es la de exhibir cine.-

Hasta aquí este relato y dejo repetido mi interrogante para saber en opinión de los lectores cual de las dos épocas, es o fue la mejor. ME DEJAS TU COMENTARIO ?

Anuncios

DIA INTERNACIONAL DE LA MUJER

8/marzo/2010

En ocasión de conmemorarse hoy el DÍA INTERNACIONAL DE LA MUJER queremos hacerles llegar a todas nuestras compañeras jubiladas y pensionadas un afectuoso saludo de todo nuestro Centro.

Una celebración en Barcelona

Nuestras Afiliadas que también Trabajan

Es nuestro deseo también de recordar los orígenes de esta celebración para lo cual transcribimos a continuación un párrafo extraído de Wikipedia

El Día Internacional de la Mujer Trabajadora (o también Día Internacional de la Mujer) se celebra el día 8 de marzo y está reconocido por la Organización de las Naciones Unidas (ONU). En este día se conmemora la lucha de la mujer por su participación, en pie de igualdad con el hombre, en la sociedad y en su desarrollo integro como persona. Es fiesta nacional en algunos países.

La idea de un día internacional de la mujer surgió al final del siglo XIX, en plena revolución industrial y durante el auge del movimiento obrero. La celebración recoge una lucha ya emprendida en la antigua Grecia por Lisístrata, quien empezó una huelga sexual contra los hombres para poner fin a la guerra, y que se vio reflejada en la Revolución francesa: las mujeres parisienses, que pedían “libertad, igualdad y fraternidad“, marcharon hacia Versalles para exigir el sufragio femenino, pero no fue sino hasta los primeros años del siglo XX cuando se comenzó a proclamar, desde diferentes organizaciones internacionales de izquierda, la celebración de una jornada de lucha específica para la mujer y sus derechos.


MI PRIMER BARRIO,BARRACAS

2/marzo/2010

BARRIO DE BARRACAS

Escribe Fortunato Fiorentini

Fortunato Fiorentini

Mis padres eran dueños de una propiedad ubicada sobre la calle Gral. Daniel Cerri a la  altura del 1200, en plena Capital Federal, donde el que suscribe nació en el mes de Abril del año 1921, de allí que me considero que soy de la QUINTA EDAD ya que mi relato se basará en temas de aquella época.

Por entonces se comentaba que para delimitar los barrios de LA BOCA y BARRACAS de la ciudad de Buenos Aires, por Ordenanza Municipal se establecia que la calle Gral. Daniel Cerri, la acera con numeración PAR determinaba un barrio, y la acera de numeración IMPAR era para otro barrio

Emblema de BARRACAS

La casa de mis padres tenía la acera con la numeración PAR, lo que determinaría que seria el BARRIO DE BARRACAS, mientras que la acera de enfrente a dicha casa, con numeración IMPAR, seria el BARRIO DE LA BOCA.

Sector de La Boca

Cuando me preguntaban donde vivis yo siempre les decia que en LA BOCA y no en BARRACAS como resultaria lo correcto . Pienso que seria por el famoso Club de fútbol de la Boca, del cual y por muchos años, desde 1935  fui socio con el Nro. 618.

La calle Daniel Cerri era de adoquines gruesos, rústicos y desparejos,los que, cuando los operarios  Municipales los arreglaban ponian arena de base y los aplastaban con fuertes pisones hasta ubicarlos en su lugar. Las veredas en toda su extensión estaban embaldosadas con baldosas tipo vainilla, en su ancho desde la pared de la casa hasta el cordón.

Barrio típico del lugar. Casas de planta baja, algunas de 2 pisos, propiedades grandes con muchas habitaciones, desde la sala con balcón a la calle hasta el patio del fondo.

CASA ANTIGUA DE BARRACAS

Muchos inmigrantes Italianos, Españoles, Árabes y otros que habitaron en la zona. Gente trabajadora, donde en la Fábrica Argentina de Alpargatas con sus telares y en la empresa Noel & Cía. elaboradora de dulces y golosinas, encontraban trabajo.

Muy cerca del tan comentado RIACHUELO, que por su calle Patricios se llega al transborador de pasajeros y transportes (hoy fuera de uso) que te

Viejo Puente

pasaba al otro lado del mismo, que es la ciudad de Avellaneda, Provincia de Buenos Aires, donde operaba el gran frigorífico LA BLANCA.

Barrio de mi primera escuela Nro. 15 del Consejo Escolar 4to. y donde en sus calles los chicos y las chicas solían jugar, en sus ratos libres, con pelotas de goma, a las bolitas, el balero y a las escondidas que al roce con ellas hacian despertar nuestras adrenalinas.

Y como no recordar la ALMACÉN de  la esquina con su Dn. Ricardo que nos vendía la yerba y azúcar sueltas que venían en bolsas de arpillera desde las moliendas, y que al pagarle nos daba” la yapa”. La PANADERÍA con su salón de ventas, dos vidrieras a la calle exponiendo masas y tortas de su elaboración, con su cuadra al fondo donde sus panaderos enharinados hacían el pan en el horno. La FIAMBRERIA,donde Dña. Avelina nos cortaba a la vista los 100 gramos de jamón crudo, bien finito, para las mateadas de la tarde, mientras exponía en su negocio los jamones colgados, las tinajas de roble con aceitunas y las variedades de vinos en sus estantes. Era común que todos los días pasara el VERDULERO con su carrito y caballo. Al llegar, llamaba  desde la puerta de calle a sus clientas y estas compraban las verduras y frutas que llevaba en el mismo.

Otro vendedor ambulante fue el que por las tardecitas llegaba con su tacho redondo puesto en su cabeza que aligeraba con una almohadilla  sobre la misma y que luego de apoyarlo en su caballete, pregonaba y nos vendía al corte la porción de FAINA y FUGAZA, bien calentita, producto típico de La Boca. Un manjar.

Resultará jocoso contar que solía pasar el VENDEDOR DEL VASO DE LECHE CALIENTE que con su VACA sujeta a una rienda y bozal, su dueño pasaba por el centro de la calle, para venderles a las madres el vaso de leche caliente para sus hijos, ordeñando, el mismo, al instante. Venta que la completaba a la par, con el MASITERO de las masitas de chocolate, de propia elaboración, que pasaba por las veredas.

Los fines de semana era común escuchar el tilín, tilín del BARQUILLERO quién en su tacho con la ruleta te jugabas la suerte de saber cuantos cucuruchos podías ganar.

Y porqué no recordar cuando los domingos pasaba el ORGANILLERO con su lorita, quién con su organito y al compás de las notas del vals Danubio Azul, le hacía sacar a la lorita la suerte para las novias.

Muchos son los recuerdos de mis distintos barrios que en mis años de vida habité, pero los del PRIMER BARRIO es difícil de olvidar, donde me forjara desde mi niñez a la adolescencia, con amigos y amigas que perduran en mi pensamiento, lo que valoro como una etapa muy feliz de mi vida.

Reconozco que el correr de los años trae aparejado cambios y costumbres distintas en las formas de vivir, que agregado a los avances tecnológicos, la ciencia médica y medicinal, el progreso electrónico, los medios de transporte y comunicación, entre otras cosas, en mi forma de pensar interpreto que estos adelantos brindan otro tipo de confort al ser humano, comparado con los de aquella épocas.

Si bien vemos que TODO CAMBIA y que el progreso en su andar parecería no tener límites, solo quiero agregar que aceptando de buen tono todas estas realidades, hay algo que NUNCA SE PUEDE CAMBIAR que son… LOS RECUERDOS, y que si comparamos y analizamos como fue el pasado con el presente, seguro que en opinión de muchos habrá diferencias en sus formas de pensar.

Espero y deseo que este relato de como fue MI PRIMER BARRIO resulte de interés para mis lectores.

P.D. Este relato me recuerda palabras de nuestro querido Secretario General, PEDRO A. MEZZAPELLE, cuando les habla a sus Jubilados y Pensionados con emoción y sentidas palabras, de como fue su infancia y su forma de vivir por entonces. Son los recuerdos los que afloran en la vida que, como los míos. RECUERDOS SON y que nunca se podrán cambiar.